miércoles, 4 de enero de 2006

¿Olemos mal?

Esta sencilla pregunta me vino a la cabeza ayer, mientras veia "Roma" en la tele. Resulta que en los eternos intermedios (cada vez termina más tarde la serie por culpa de los intermedios, supongo que es señal de que mucha gente ve la serie), no hacían más que poner anuncios de perfumes, cientos de ellos, algunos hasta repetidos varias veces. Instintivamente levante mi brazo para olerme el alerón, a ver si es que despedía el típico tufillo a metro, pero no, el rexona aun no me abandona.
Señores publicistas, los mayores compran juguetes tambien, pongan otros anuncios, por favor.
Señores de la tele, pongan menos anuncios, por favor.
A todo esto la serie de Roma, ¿es la hostia, o solo me lo parece?

Saludetes.