jueves, 28 de junio de 2007

Se termino el silencio

Bueno, pues parece que los astros se han aliado en mi contra, pues una serie de catastróficas desgracias y responsabilidades han acontecido todas a la vez. Pero tras lidiar con ellas de la mejor manera posible, es decir, cabreándome como un mono, pataleando, refunfuñando, insultando a los demás y volviéndome una persona insoportable para los que están alrededor, creo que puedo decir que vamos dejando cosas atrás. Y aunque aún quedan grandes horrores por finalizar, el ir terminando con algunos de ellos, nos permite ir viendo la perspectiva más relajadamente. Todo es cuestión de poner las cosas unas detras de otras e ir aproximándose a ellas con cautela, decisión y orden. Debo decir que la mayor parte de los problemas me los he buscado yo solito, con estas manitas, así que a ver si la próxima vez tengo a algún amigo cerca que me de una buena patada en los huevos cuando me vaya a meter en otro fregao.

En fin amigos, never again, aunque como dice el refrán "nunca digas nunca"...

Y con esto espero dejar atrás este breve espacio de silencio, que para algunos se que ha sido duro, al no tener su pequeña dosis de comentarios McKlowianos