martes, 21 de agosto de 2007

Lo que me faltaba

Atención todos, están poniendo una máquina expendedora de cocacolas en mi curro.
Hace unas semanas pusieron una de cafés, pero como yo no tomo de eso, pues sin problema. Pero esto ya es otro cantar, ¡una máquina de cocacolas!, y por 50 céntimos.
Aun estamos lejos de esa idea paradisiaca, casi utópica de la máquina expendedora de coca-cola gratis, pero nos vamos acercando. Conozco sitios donde existe tal maravilla...

Esto es una prueba de vida más, debo ser fuerte, controlar mi espíritu, y dominar la gula, no debo beber cocacola... salvo cuando sea estrictamente necesario...

Saludos a todos, sobre todo los que vuelven de vacaciones, y buena semana.