lunes, 10 de diciembre de 2007

Tengo que contarlo

Tíos, tengo que contaros esto. El viernes, por motivos que no vienen al caso, tuvimos que ir mi media mandarina y yo a una delegación de hacienda a que nos explicaran una carta amenazadora que recibimos de su parte (afortunadamente nada preocupante). Pues bien, madrugamos un poquito, y nos presentamos allí a las 9:00.
Como no teníamos ni idea de lo que era la carta, decidimos empezar por el mostrador de Información. Una bonita mesa circular con un señor grande de pelo blanco y voz ronca. Como era pronto la cola apenas llegaba a tres personas. Cuando llego nuestro turno, amablemente le contamos nuestra historia mientras le enseñábamos la carta. Antes de terminar, nos dice "las recepciones y notificaciones en esa cola", señalando con su boli una segunda cola que había justo al lado de la nuestra y que, atención a todos, iba a parar a la misma mesa donde estábamos!. Extrañados, nos cambiamos de cola, y como si de una peli de los Monty Python se tratase, contemplamos como el tipo de información atiende también esta nueva cola, simplemente girando su silla. Cuando llega nuestro turno nos pide el DNI y saca una copia de la carta cuyo significado nos explica muy amablemente, puntualizando que para más información acudamos a la primera planta, el resto es historia sin importancia, una sola cola, un solo mostrador, algo más terrenal.

Quiero pensar que al ser puente su compañero imaginario se había tomado el día de vacaciones y entonces el señor para no salirse de la rutina prefería que hubiese dos colas, aunque sólo una persona.

¿Alguien entre el público me puede dar una explicación?

Saludos, y feliz semana!