lunes, 11 de febrero de 2008

Suma y sigue

Si recordáis mi crónica del otro día, y por si os la tomabais a guasa, este sábado se jodió mi querida televisión. Si, la misma en la que veo las pelis que luego comento por aquí. Una putada vamos, otra más a añadir a mi larga lista...

De donde yo vengo, para levantar una maldición se debe encontrar al responsable, cortarle la cabeza, luego quemarla en una pira con ajo e incienso, y finalmente cubrir las cenizas con sal. Voy a ponerme a investigar.