martes, 4 de marzo de 2008

Algo de escatología

Como se que os gusta vamos a contar una curiosidad escatológica del puesto avanzado donde me encuentro.
Resulta que esta estación dispone de unos retretes de lujo, con maderas nobles en las paredes. Todo limpio y reluciente. Pero adolece de un accesorio básico y esencial en todo retrete que se precie, ruido. Si señores, no hay ruido aparte de un levísimo murmullo provocado por los generadores de soporte vital. Y por si eso fuera poco, cuenta además con una acústica que ya quisiera el auditorio nacional.
Y como la única separación entre la taza del aliviadero y el resto del baño, es un panel de madera (muy bonito) que además y para más señas, tiene un hueco por debajo y arriba no se si para evitar la acumulación de gases nocivos, o por ahorrar en maderas caras, y salvaguardar así las zonas boscosas del planeta. Pues imagínese la escena, querido lector, allí sentado, dándolo todo por la causa, y el más mínimo chapoteo, o desliz intestinal suena como el aullido de un Bantha en el desierto de Tatooine.

Así pues se me ocurren las siguientes opciones:
  1. Aprender una nueva técnica consistente en cagar en silencio, que además de ser harto complicada, resulta perjudicial para la salud.
  2. Tomartelo a coña y acompañar cada ruido incómodo con una risilla cómplice, para que los que compartan el momento contigo disfruten con alegría del concierto intestinal...
  3. Llevarte tu propio hilo musical, con temas hardcore, que permitan aliviar a gusto, sin preocupaciones ni estrés.

No se, me resulta gracioso.

9 comentarios:

  1. f1Sh12:00

    Hay un método que no siempre es eficaz por su complejidad de sincronización, y se puede hasta confundir con un grave problema respiratorio y es el de toser mientras expulsas tus demonios internos. Y lo repito, hace falta de mucho entrenamiento y concentración.

    ResponderEliminar
  2. Si o tirar de la cadena, y esperar a que el ruido de la cisterna te cubra...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo15:47

    ...bueno si te da tiempo a expulsarlo todo en una sola tirada de cadena es que tampoco habia mucho que expulsar. Y tirar de la cadena 4 ó 5 veces quizas vaya en contra de la politica de esa empresa que ahorra madera en las puertas. jeje

    ResponderEliminar
  4. ¿ves? pues ese problema no lo tienen es este país (o al menos en esta empresa)...
    Aquí la gente no se corta un pelo cuando esta en el baño...es aterrador y traumático oír todo tipo de gemidos, quejidos y ruidos de dudosa procedencia cuando estás ahí, como tu dices, dándolo todo...

    como muestra un botón, en el blog de bonachela, ya hace tiempo:
    http://bonacheladas.blogspot.com/2007/02/5-only-in-boeing-ii.html

    ResponderEliminar
  5. ups, no debería poner así un link, a pelo..

    bueno, sois gente hábil, lo encontrareis...

    ResponderEliminar
  6. Propón un concurso de decibelios anales:
    En un cartel, con el símbolo de Biohazard, expón las bases del concurso, que son muy básicas; es hacer cuanto más ruido mejor.Así, conseguimos que se convierta en algo habitual (lo hacemos todos, o no?), y el campeón del mes pueda ser paseado en volandas por la oficina hiperespacial Alfa 7, y que de regalo le den el tirador del Wc.

    ResponderEliminar
  7. Juas! que bueno.

    Lo propondré a ver que me dicen...

    ResponderEliminar
  8. En mi Dpto tenemos a un campeón, le hemos apodado "Willy Wonka"... el creador de chocolate (bastante escatológico, no crees?)...

    Saludos!!

    PD: ¿Cómo va el tema acercamiento a la galaxia Sacónica?

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno. La verdad es que siendo Cagoista como soy, este tipo de cosas me llega a lo más hondo (caramba, que curioso). Siempre que tengo que cagar en lugares ajenos me corto un güevo. Sobre todo porque mis deposiciones suelen ser bastante sonadas y apestosas. No sé, habrá que inventar un gadget que genere un ruido cuya onda sea totalmente complementaria a la que recibe, para que así se anulen la una y la otra y se produzca el silencio total.

    ResponderEliminar