jueves, 12 de junio de 2008

Mudanza

Bueno, ayer hicimos la mudanza, nuestra vivienda habitual ahora es otra. Bueno, en realidad no la hicimos, más bien la hicieron, pagamos, y unos tipos nos desvalijaron la casa nueva en cuatro horas, y nos llenaron la nueva en dos. Y la verdad visto el volumen de cajas y muebles, reconozco que es un dinero muy bien gastado...

Ahora queda sacar todo lo que podamos de los cientos de cajas que se apilan en las habitaciones, ayer empezamos la tarea, pero parece que se prolongará algo más. Hasta la fecha nos falta por encontrar la cubertería y la mantelería. Tampoco hemos encontrado las almohadas, eso si, encontramos el microhondas y las especias.
Mercadona VacíoPara rellenar un poco la nueva nevera recién compradita e instalada, fuimos al Mercadona, y estaba talmente vacío, había cuatro mierdas, y ya. Parece ser que la peña compró a lo bestia por si se quedaban vacíos los supers, y claro, los vaciaron. Como se nota el barrio donde hay pasta, eso si, estarán super preparados si se produce un alzamiento zombi en este momento, porque para otra cosa no se...
Por todos estos pequeños inconvenientes, el pequeño mini-yo no durmió anoche allí, pero espero que hoy si duerma en su nueva habitación.

Lo que peor llevo de todo este traslado es la incomunicación, porque amigos, no tengo internet, estoy como angustiado, me siento ignorante, tengo pesadillas, sudores fríos, temblores incontrolados, en fin, está pedido desde hace varios días, y espero que no tarden demasiado, porque no respondo de mi...

En otro orden de cosas, este fin de semana tocará acondicionar la casa que dejamos, para que el nuevo inquilino, la encuentre como nueva, ... o casi. Y eso si que va a ser una paliza, pero oye, no puede ser peor que aquella vez más allá del cinturón de asteroides, en la colonia Teta-Fi-33, cuando sufrimos el ataque de las pulgastermita sin ojo verdes...

Saludos a todos, y seguiremos informando.