martes, 1 de julio de 2008

Rogue

Este fin de semana en mi nueva casa visioné una pequeña joyita del entretenimiento palomitero: Rogue, aquí traducida como "El Territorio de la Bestia".
Pues bueno, a priori no pinta nada bien, ¿cocodrilos gigantes?, imagina. Pues craso error amigos, no se que tiene esta cinta, pero mantiene la tensión, y entretiene por partes iguales.
La sinopsis básica, es simple, un grupo de turistas, se apuntan a un tour por unos pantanos en alguna parte de Australia (sitio que cada vez tiene mejor pinta para ir), donde los cocodrilos de agua salada son el mayor aliciente. Tras un apacible viajecito por los maravillosos paisajes de la zona, todo se tuerce ¿imprevisiblemente?

Sin grandes efectos especiales, sin actores de renombre, toda la trama se desarrolla en una sola noche, con gusto, sin atropellos, manteniendo el interés y la tensión. Insisto no se porqué, pero me gustó.

Como pegas podría decir que el principio es un poco lento, aunque sirve como presentación y calma precedente a la tormenta. El bicho apenas se ve, y tristemente no es muy gore, pero quizás lo peor es que hacia el final, cae en algunos convencionalismos, bastante previsibles, típicos del cine americano y que hacen que el conjunto global aunque bueno, baje algunos puntos.

En fin, una agradable sorpresa.