lunes, 8 de septiembre de 2008

Formateando

Este fin de semana, después de más de dos años con mi flamante portatil, decidí que era momento de hacer limpieza, así que decidí formatear y empezar de nuevo con el compu limpio. Tenía el disco de Windows XP original, y el disco con los Drivers que me proporcionaron al comprar mi máquina.
Pues bueno, me puse el sábado por la noche, y tres horas después tenía el portátil con el Windows y todos los dispositivos internos detectados correctamente. Se dice pronto, ¡tres horas!, de las que más de dos fueron de instalar los famosos "drivers" para detectar las cosas que tiene el portátil, pantalla, USBs, tarjeta de sonido, tarjeta de red, etc... bochornoso.
Instalar el Windows me llevó relativamente poco tiempo, en menos de 40 minutos ya lo tenía. Pero los controladores, menudo infierno, y eso que tenía el maldito disco original de los drivers que me dieron con el portatil. Curiosamente lo que más me costó fueron los componentes propios del chipset, es decir red y USB, tuve que tirar de linea de comando, ¡increible!, como si estuvieramos en los 90. Y además, ahora, nada más arrancar el windows, sale un error de un programa que falla. ¡Pero si aun no hemos empezado!, tuve que quitarlo del arranque. Lo dicho, no daba crédito.
Claro, la primera vez que lo instalas todo viene preinstalado, y en nada estabas ya jugando con el chisme. Será porque ya hubo otro pegándose para que todo quedará bien. Pero cuando lo haces de cero, es otro cantar.
Igual el Windows Vista es mejor en esto, ... o no.
Cosas como estas, son las que cada vez me convencen más para que mi próximo equipo sea un Mac.