viernes, 27 de marzo de 2009

Los Muertos Vivientes #8. Creados para Sufrir


Bufff, que mal. Uno acaba hecho polvo después de terminar este cómic. Después de ocho números llegados con cuentagotas a nuestro país, se va cogiendo de manera inexorable cariño a los personajes, y aunque la catastrofe se veía venir, uno pensaba que no era más que un recurso para mantener la tensión. Pero no, el señor Kirkman lo ha vuelto a hacer, ha pulsado el botón de reset, y nos ha dejado a todos con el corazón encogido.
La muerte y la perdida de esperanza pueblan todas y cada una de las páginas del cómic, cuando uno cree que todo se va a solucionar, todo sufre un vuelco inesperado a peor. No hay ganadores, sólo más cadáveres que se suman a la legión de muertos vivientes.
Un número excelente, que junto a todos sus predecesores forman una estupenda obra.


En serio, te deja mal cuerpo.