domingo, 15 de marzo de 2009

Seis años!

¡Joer! seis años, desde que mi media mandarina realizó su ataque sorpresa sobre un inepto McKlow en el sofá de su casa.
Quién me lo iba a decir a mi.