jueves, 6 de agosto de 2009

Drag me to Hell

Hacía tiempo que ni iba al cine, y hacía más tiempo aún que no salía satisfecho después de ir al cine. Bueno, pues ¿quien ha sido el responsable de que esto sucediera?, el amigo Sam Raimi, que tras el decepcionante truño nefasto que supuso Spiderman 3, ha vuelto a sus orígenes (desgraciadamente de manera momentánea, me temo), para, sin duda, reconciliarse con sus fans, a los que nos importa una higa, las aventuras del tipo ese vestido de mayas rojas y azules.
Centrémonos en la película, no quiero dar a entender nada erroneo, no es una obra maestra, la película tiene una argumento simple, no es nada original en su concepto, y es bastante predecible. Eso si, te lo pasas pipa, disfruté muchísimo viéndola, pasando del susto a la risa constantemente. La manera de contar esa historia simple, la manera de moverse por ese argumento previsible, por momentos me recordaba a la genial Evil Dead II. Muchas de las escenas de la película son guiños (en realidad son prácticamente iguales), a sus obras originales.

A mi me dio la sensación de que el director/escritor/productor, quería quitarse el estrés y la tensión de sus últimas películas, y ha hecho esto para relajarse, y la verdad, debería hacerlo más a menudo.

Eché de menos a Bruce Campbell, habría sido un remate estupendo que hubiera aparecido aunque fuera en un pequeño cameo, pero bueno, supongo que anda liado rodando Burn Notice (serie que recomiendo también por ser entretenida sin más pretensiones).
Se oye (o lee) por ahí que la gente echó de menos algo más de hemoglobina (un poco de sangre vamos), que al quererla hacer PG-13 (no recomendada a menores de 13), se bajó los pantalones y tal y pascual. Vamos a ver, es cierto que si lo piensas le falta un poco, pero en serio, no se echa de menos, hay momentos de bastante asco (y risa), y no creo que ver como destripan a alguien en vivo mejore una película, y además hay cosas un poco más duras, y que no tienen nada que ver con la sangre, que no creo que sean aptas ni para un niño de 13, pero bueno, es una peli de Terror, ¿no? deberían ser para adultos por definición.

Y ahora para terminar, una reflexión, ¿que es una obra maestra, para el tipo corriente, uno de a pie, que no sabe sobre enfoques, fotografía, realización y esas cosas?