martes, 6 de septiembre de 2005

Nuevas experiencias

Esto de tener una cria de alien en casa nunca deja de sorprenderte, ayer la dejamos por primera vez en la granja, junto con otras crias de su misma especie, y aunque pensamos que igual el pobre animalito lo iba a pasar mal, nos echaria de menos, y cosas asi, pues no, nada más ver a las otras bestezuelas, se le ilumino el rostro, y comenzó a emitir gruñidos de aprobación.

Pasamos unas horas de angustiosa incertidumbre, sin saber que sería de el, ¿sería devorado por las otras criaturas?, ¿se uniría a la manada sin problemas?, ¿comería con normalidad? yo estresado como estaba, me fui a comprar comics, y dar un paseo por las soleadas estepas de Coruscant...

Al ir a recogerle, ahi estaba totalmente dormido y con la tripa hinchada, había superado la prueba, paso el dia con sus congeneres, y sobrevivió....

A partir de ahora esta será la rutina de todos los días, que tranquilidad...