miércoles, 28 de diciembre de 2005

Estamos viejunos

Esta pequeña reflexión me viene a raiz de un dolor de cabeza que me acontece sobre la una de la tarde todos los días desde el lunes.
Además hay que unirle una misteriosa, y de origen desconocido, coloración rojiza de mi ojo izquierdo.
Esto sumado a unas fiebres de hace un mes, y unas vomitonas de hace dos.
Podemos deducir sin genero de dudas, que estoy hecho una pena.

Desde que dejé de hacer deporte no aguanto ni una, el más pequeño e insignificante virus que pulule cerca mio (cosa habitual con una criatura de menos de un año en casa, que se lleva a la boca todo lo que encuentra), viene y se me pega a la chepa para joderme durante unos días. Y lo peor es que la cosa no tiene pinta de cambiar, no reuno la fuerza de voluntad suficiente para hacer deporte por mi cuenta, y aún no he encontrado ninguna actividad que además de mantenerme en forma me entretenga o divierta.
Esperemos a que la pequeña bestia crezca lo suficiente para poder empezar a correr, y por lo menos me voy con él por ahí.

Saludetes.