miércoles, 5 de julio de 2006

Antes lo digo...

A colación de mi último discurso, resulta que este fin de semana he tenido una pequeña fiestecilla de cumpleaños, con barbacoa incluida, donde pude reunirme con amiguetes de toda la vida, que hacía tiempo que no veía. Se echaron de menos otros amiguetes, pero como indiqué anteriormente el conseguir una quedada con todos tiende a imposible.
Por si eso fuera poco, ayer también estuve con otro coleguita que hacía meses que no veía, ni sabía de él. Dimos un tranquilo paseo por los jardines del planta capital, con el mini mcklow correteando alrededor nuestro.
En definitiva, que he puesto a cero de nuevo el contador, espero que no pase tanto tiempo hasta que vuelva a verles, o por lo menos saber de ellos.