miércoles, 18 de octubre de 2006

Be water my friend...

Vamos a ver, estamos en pleno siglo XXI, en la capital del imperio, centro neuralgico del planeta, con la red de transportes más moderna del mundo mundial (o eso dicen). Eso si, todo esto no vale de nada cuando llueve....

Señores, por lo que se, la lluvia existe desde el principio de los tiempos, no es un fenomeno paranormal, ni ninguno de esos nuevos fenómenos meteorológicos generados por el calentamiento global, o la laca de uñas. Es solo un poco de puta agua cayendo del cielo. Además por lo que se empeñan en decir en los medios, agua muy necesaria. ¿Cómo es posible que nos pille desprevenidos a estas alturas de la vida?
Es que es increible, cada vez que llueve, tuneles inundados, carreteras cortadas, semaforos estropeados, y por lo tanto, lineas de metro y autobus cortadas, atascos kilometricos, cabreos, retrasos laborales. Y las palabras claves, por si alguien no lo entiende son, CADA VEZ QUE LLUEVE, es decir, siempre que llueve.
¿Seré el único que se ha dado cuenta? Joder si todo esto pasa con un fenomeno tan común y simple como la lluvia, el día que ocurra un imprevisto, no se, un terremoto, un tornado, esto se hunde amigos. Yo por si acaso me voy a ir agenciando unas balsas autohinchables, un casco, y un kit de supervivencia...

Si ya lo decía el maestro:
...water can flow or it can crash. Be water my friend...