sábado, 7 de octubre de 2006

Sustos

Es curioso como un pequeño susto te hace ser consciente de la realidad y de lo mucho que quieres a algunas personas, y de lo mucho que las echarías de menos si no estuviesen.