viernes, 11 de mayo de 2007

En boca cerrada no entran moscas!

Si ya lo decía mi padre, y él es muy listo. Pero es que hay veces que uno abre la bocaza y suelta una o dos lindeces, que generan un alud de represalias nada deseado.

Yo no suelo dar consejos, que cada uno haga lo que quiera, pero aqui teneis uno, hacedme caso, y a mi padre antes que a mi, en boca cerrada no entran moscas...en serio

En fin, a ver si cerrando la boca las aguas se calman, y todo vuelve a la normalidad.

chist!, silencio.