lunes, 7 de mayo de 2007

Recuperado y con ¿energías renovadas?

Bueno, tras pasar una de las gripes más h.p. de las que he conocido, mis nanobots ya están regenerando mi ADN para volver a un estado 100% operativo.
Es por eso que estos días pasados el sistema estaba caído, pero bueno, poco que contar.
Antes de que el sistema se contagiara por el virus, volvimos a reunirnos para jugar al rol, ahhh, que delicia, que bien se queda uno después, aunque siempre con ganas de más, a ver como se hace. Los oráculos (ja, ja, ha dicho culo) preven una época de sequía rolera, al tener en el horizonte cercano, la marcha del incombustible Vagnar al planeta Gabacho, de manera semi-permanente. Que los dioses les amparen... a ellos y a sus mujeres... Además el pequeño Irving se nos casa, lo cual supondrá que hará un viaje lejos de nuestro planeta, que empalmará, sabiamente, con sus vacaciones veraniegas en el lejano satélite Murcia. En fin, veremos en que termina, porque también hay mucho vicio, y todos tenemos ganas de oír como los dados ruedan por la mesa.

El otro día después de varios años, el bueno de Iolus y yo conseguimos que nuestras agendas coincidieran, y volvimos a vernos para demostrar que no importa el tiempo que pase, todo sigue igual que siempre. Una tarde muy agradable que además contó con el beneplácito del pequeño McKlow.

Y por último, el día de la madre transcurrió de lo más tradicional, yendo y viniendo de casa de una madre a la otra, saltándonos la dieta, y repartiendo regalitos por todos lados.

Bueno, pues terminamos ya comentando que estoy buscando la manera de que el pequeño de los McKlow se quede un día con alguien para que la media mandarina y yo podamos ir a ver la tercera peli de nuestro vecino arácnido favorito, para así ponerla a caldo en este vuestro querido Blog.

Saludos y que tengáis una semana sin virus.