lunes, 3 de noviembre de 2008

Generation Kill

Hoy voy a comentar una serie algo peculiar. A priori, parece sencillo, comienza la guerra de Irak, y unos marines cumplen ordenes y entran en el país.
Pues bien, ¿por qué digo que es peculiar? pues porque realmente no pasa nada importante, no hay grandes giros argumentales, ni los capítulos terminan en un cliffhanger, ni hay tremendas escenas de acción. De hecho, la serie es bastante pausada pues la mayor parte del metraje se desarrolla dentro del humvee, con sus ocupantes hablando entre ellos mientras recorren los desiertos de mesopotamia. Además uno se queda con una sensación muy rara, porque los protagonistas no son los buenos, pero tampoco son malos ( o por lo menos a mi no me lo parecen), eso si, están locos, pero locos peligrosos, generan muy poca confianza, la verdad.
No es una serie fácil de ver, es desagradable en ocasiones (bueno, la guerra es así), no hay personajes con los que te identifiques, pues todos son bastante psicópatas, cretinos, o machistas. Hay mucho dialogo, muchos personajes, algunos de ellos con varios nombres, y además hablando en código. No es nada pro-americana, aunque no creo que tampoco sea anti americana, me parecio bastante atrevida en algunos de sus planteamientos. Por supuesto no es nada pastelosa, ni cae en el drama facilón de otrás historias bélicas.

La temporada termina tras apenas un mes en Irak, cuando la sensación era de una victoria rápida y aplastante...hoy más de cinco años después sabemos como está el percal por allí...