miércoles, 5 de noviembre de 2008

Jack Brooks: Monster Slayer

Esta película, llegó a mis oidos hace tiempo, una peli del estilo de las de antes, sencillas, con monstruos, sangre y efectos especiales sin ordenador. Se ha llevado algún premio de esos raros de los festivales de cine fantástico y tal. También había oido que el protegonista tenía cierto carisma, e incluso algunos lo comparaban con el inigualable Ash.
Vamos a ver, las cosas claras, la peli es bastante mediocre, pero no por sus efectos especiales, que a mi me han gustado mucho (estoy un poco harto de tanto ordenador y mierdas de esas), sino porque no le han sacado el partido que podrían al argumento.
En serio, la premisa mola bastante, un tipo que desde que presenció la muerte de su familia a manos de un sanguinario troll ¿?¿?, se recluyó en si mismo. Y debido a ello en la actualidad sufre de episodios de violencia extrema ante la más mínima provocación. Finalmente toda su ira y frustación se libera cuando un demonio ataca el instituto donde recibe clases nocturnas. Allí encuentra su verdadera vocación...
Con esta base se podrían hacer cosas geniales, se me ocurren miles, pero creo que en esta película se queda todo en la superficie. Cuando termina se queda uno con la sensacion de que es una especie de episodio piloto de una serie, en fin, una pena, porque insisto, a mi la idea me parece genial.
Luego aparte, me pareció que la linea argumental, tampoco está muy bien llevada, hay grandes altibajos, momentos de aburrimiento, y momentos muy buenos e incluso hilarantes. A destacar el vendedor de la ferretería. Otros buenos momentos son las charlas entre el protagonista y su psiquiatra, aunque me dejaron con la sensación de que podrían haber sido mucho mejores. Y quizás lo peor de todo es que la acción comienza demasiado al final del metraje, y se resuelve en muy poco tiempo, dando la sensación de que es poco, bueno, no es una sensación, es poco.

Lo que si es cierto, es que recuerda a esas películas míticas de los 80, con monstruos, y muertes que tanto nos gustaban y que por algún extraño motivo, han desaparecido de la cartelera actual (Yo vi Critters en el cine!).

Los efectos especiales, son geniales, con mogollón de latex. Me encanta, le da un toque genial.

Lo que si que es intolerable es esa comparación que algunos hacen con el inefable Ash, vamos a ver, ni de coña, y no porque no se pudiera, sino porque no han sabido hacerlo.

En definitiva, a mi me decepcionó un poco, supongo que tenía puestas demasiadas expectativas, pero objetivamente no es un producto malo, desde el momento que aporta lo que promete y te hace pasar el rato entretenido.