lunes, 19 de octubre de 2009

La amenaza de los triglicéridos ululantes.

Amigos míos, ya es oficial, soy mayor.
En una revisión médica laboral de las que aprovechan para inyectarnos algo de soma para mantenernos contentos con nuestro estatus de ciudadano gamma, me han detectado que tengo los triglicéridos algo altos. No confundirlos con los midicronianos, esos son buenos, no, éstos son malos, son una señal de buen comer y actividad física nula (breve resumen de mis últimos años de vida).

Así que ahora tengo otra voz dentro de mi cabeza, que me susurra 'trigliceeeridos', 'trigliceeeeeeridos', con lo que ya tengo un gallinero del copón ahí dentro.
En fin, a ver si doy un giro a mi vida de 360 grados, que noooo, que así me quedaría mirando al mismo sitio, era para ver si hacíais una lectura comprensiva. Pongamos que con 10 ó 15 grados tendríamos suficiente para acallar esas malditas voces....

Saludos, y seguiremos informando...