martes, 15 de diciembre de 2009

Cosas a dejar de hacer....

El otro día me sorprendí a mi mismo en un gesto horrible, que debo intentar no volver a hacer, os comento: iba camino al baño y me cruce con un compañero de la oficina por el pasillo, uno con el que apenas he hablado nunca, y al hacernos el típico gesto de saludo, le he guiñado un ojo mientras le apuntaba con el dedo como si fuese una pistola, todo acompañado de un claro y conciso "hey!"... ¡¡¡Pero que coño me pasa!!! ¿en que estaba pensando?
Cuando he llegado al baño, y tras asegurarme de que estaba solo, he vuelto a imitar el gesto frente al espejo, para comprobar cuan ridículo puede parecer, y amigos, las cotas de patetismo alcanzan niveles nunca antes vistos.
En fin, menudo cretino. A partir de ahora ya puedo ponerme a practicar el gesto de saludar con la cabeza, como hace todo el mundo normal, y abstenerme de imitar al maestro...