lunes, 8 de marzo de 2010

Cambio de Reglas

El otro día en mi reducto grupo de jugadores de rol, solté un globo sonda, dije que ya estaba un poco cansado del GURPS, sistema que llevamos usando desde hace muuuuchos años, y que quería explorar nuevos sistemas, como por ejemplo el que usa el juego de Song of Ice and Fire,
el motivo por el que quiero probar éste sistema en concreto, es porque lo tengo físicamente, porque además ahora está disponible en castellano, para los más vaguetes, y porque tras un primer vistazo he visto cosas que me gustan.
Bueno, la sensación fue variopinta, unos bastante fundamentalistas, se negaban, pues les costó mucho, en su momento, pasar del sistema anterior, el Rolemaster, al GURPS. Y que ahora que ya medio se lo saben, que vaya coñazo y tal...

Otro encantado de probar, aunque creo que no acabó de comprender que la idea es dejar de jugar al GURPS definitivamente cuando encontremos el sustituto.

A otro le daba igual, pues ningún sistema le gusta, salvo uno propio que hizo hace miles de años y que consideraba perfecto.

En fin, que me quedé igual. Hay que decir que somos un grupo amante de las reglas y de los combates, aunque cada uno con su peculiar visión de lo que es un combate. Unos lo ven como un momento épico donde el personaje debe ser claramente superior a los demás. Otros como una cosa peligrosa, marrullera, de la que uno puede salir muy malparado si no usa un poco de cabeza.

El rolemaster dejamos de usarlo por un sencillo caso de inestabilidad a niveles altos, sobre todo en cuanto a magia se refiere.
Pasamos por varios sistemas, y finalmente caímos en GURPS por el sencillo y efectivo método de localización de impactos, que aunque tiene sus pegas, nos cubría muchísimas marrullerías de las que nos gustan. Rápidamente vimos sus principales fallos, aunque los ignoramos y seguimos jugando. Y así hasta ahora, cuando pese a que se mantiene estable y jugable, ya empieza a denotar cie rto cansancio, intrínseco a la edad (puede que llevemos cerca de 10 años con el mismo sistema). Personalmente creo, que es hora, o tiempo, de que un sistema actual, de nuestros días, tenga su oportunidad. Semos gente complicada, y no creo que un sistema "monodado" nos apañe como buenos amantes de las reglas estadísticas, y eso.

No se si el sistema que quiero mirar es el adecuado, pero si no lo intentamos no habrá manera de saberlo.
Hace unos meses, por ejemplo, probamos con el sistema Coda en una partidilla que me bajé de internet, para el Señor de los Anillos. Y la verdad es que aparte de una ambientación muy conseguida, el sistema de reglas nos hacía aguas por todas partes, se notaba poco testeado, denotando las prisas para publicar aprovechando el tirón de las pelis. Así pues ya sabemos que este no nos sirve (siempre hablo de mi grupo de irreductíbles galos, que cada grupo de jugadores tiene su propia fisiología de carácter único y peculiar)

Esto que propongo es similar, usar otro sistema de reglas, aunque usando nuestro mundo de fantasía propio, y reduciendo un poco más, nuestra propia ciudad fantástica, nuestra sempiterna Pádema, a ver que tal nos desenvolvemos nosotros y el juego.

En fin, sólo es una sugerencia, y a fin de cuentas, sólo soy el que dirige las partidas...