viernes, 28 de mayo de 2010

Sony PRS 600

Lo dije, lo advertí, y un McKlow no amenaza en vano.
He conseguido gracias a un amigo que viajó a los USA recientemente, un lector de libros electrónicos, popularmente conocido como un eBook Reader. El modelo en cuestión es el Sony PRS 600, un modelo táctil, de 6 pulgadas y en color rojo.
La verdad es que estoy muy contento, tras unas semanas usándolo, la primera impresión es bastante buena. Me gusta su tacto, pensé que al ser de aluminio, sería resbaladizo, pero no, tiene cierta textura, sobre todo en la parte trasera que permite agarrarlo con seguridad. Me imagino que si se compra la típica funda, eso ya dará igual.
En cuanto a su principal funcionalidad, la lectura, la cumple sobradamente, se lee bien, aunque si es cierto, que la pantalla refleja más que otros modelos que he visto por ahí, pero la verdad es que se acostumbra uno rápido a cambiar levemente la orientación del aparato para evitar algún reflejo molesto.

El tema de la pantalla táctil con el que viene, y se supone novedoso, la verdad es que realmente sobra, hasta la fecha lo he usado sólo para pasar páginas, y si tuviera unos botones para ello a los lados de la pantalla no creo que lo usara para nada. El lápiz con el que viene, para escribir o pintar, sólo lo he usado cuando se lo enseño a los colegas.
Como casi todo aparato en el mercado está pensado para diestros, por la colocación de los botones y eso, pero bueno, ya está uno acostumbrado.
Luego vienen otros extras, también poco usados, como el reproductor de MP3, o un visor para imágenes, que no tiene mala calidad, teniendo en cuenta que son grises.
La batería aun no la he recargado desde que me lo dieron, y de eso hacen ya más de 10 días, y según el típico indicador con forma de pila, vamos por la mitad, y teniendo en cuenta que los primeros días te los pasas haciendo pruebas y enseñándoselo a los amigos, me imagino que una vez se use exclusivamente para leer, puede llegar a durar meses.
Otra cosa buena es que viene con dos slots para tarjetas de memoria, uno para la típica SD, y otro para las Memory Stick de Sony, por si las 300 megas de memoria interna no son suficientes para almacenar los libros que quieras llevarte de viaje.

La gestión de la biblioteca la realizo con el Calibre, un excelente software, gratuito que permite organizar los Pdf, docs, textos, EPub, magnífico, incluso si no tienes un lector, sólo para organizar tu biblioteca digital, aunque el chisme viene con su propio gestor que se descarga de internet y esas cosas.

Desgraciadamente aun no he encontrado manera de ver un PDF escaneado, pues el zoom se lo hace a las fuentes no a las imágenes, una pena, pues era uno de los usos para los que tenía pensado usarlo. Me imagino que habría que pasarlo a imágenes, que es lo que son a fin de cuentas...

Así pues, resumiendo, un buen aparato, sobre todo si como yo, consigues comprarlo a su precio de venta en USA, ñej, ñej.

Ahora estimados amigos libreros, la pelota está en vuestro tejado, a ver como me vendéis esos libros que quiero leer.