viernes, 1 de junio de 2012

Volvemos a la casilla de salida

Bueno amigos, parece que me uno a la estadística, ya soy un número más, otro de "esos" que pasan a engrosar las listas del paro. Una experiencia nueva, aunque no precisamente gratificante.
Casilla de salida
Se acabó el trabajar de mercenario por ahora, tendré que empezar de nuevo, o empezar a secas, porque realmente el trabajo siempre me vino mascado, si, soy de aquella época, en que las empresas te llamaban a ti para trabajar para ellos. 
Pero como los sueños, o las partidas de rol, eso acabó, ahora toca ponerse el casco de pensar y meditar sobre cuales serán los pasos a seguir a partir de ahora. Muchas ideas, muchos pensamientos, en direcciones aleatorias vuelan por mi cabeza, colisionando en ocasiones, tendré que parar, ordenarlas, y organizarlas. 
También pienso en el pasado, en los cruces de caminos de mi corta biografía, e intento imaginar que hubiera pasado, si hubiera tomado una dirección u otra. Pero bueno, no tiene mucho sentido, mientras no consiga una Tardis, todo seguirá igual, por lo que prefiero centrarme en mirar hacia delante, y sobre todo a vivir el presente, sacar el lado positivo(*) a esta nueva circunstancia, pasar más tiempo con mis pequeños (también incluyo a mi pequeña media mandarina) que los tenía muy abandonados a los pobres.

Así que ahora me encuentro ante una aventura auténtica, cuento con mi experiencia, con mis conocimientos y sobre todo con mi familia, y mis amigos, a ver que resultado obtengo en los dados y en que acaba todo esto.

Seguiremos informando.

(*) Primer punto positivo: He vuelto a escribir en el blog!!