viernes, 19 de enero de 2007

Nueva York: Dia 7.

Por razones obvias, nos levantamos tarde, el día despejadito, pero con restos de haber nevado durante la noche. Hoy es el día en que cada cual iba a ir a los sitios que quería. Nosotros junto con Pechuguitas y su partenaire fuimos al museo de historia natural, y la segoviana y la toledana, se iban a montar en helicoptero. En el museo vimos lo típico, animales, dinosaurios, una rodaja de una Secuoya gigante. También fuimos (porque estaba incluida en la entrada del City Pass) a una película en el cine Imax del museo (a punto estuve de caer dormido).
Recorriendo el museo nos encontramos a la segoviana que había terminado su vuelo en helicóptero.
Salimos a Central Park, con intención de cruzarlo, aquí la pelotita y yo, nos separamos del resto del grupo, y fuimos a nuestra bola. Primero pasamos por el Metropolitan, pero ya habíamos tenido museos suficientes por este viaje, por lo que seguimos la marcha. Cogemos un autobús que nos lleva a Times Square, y decidimos comer en el Planet Hollywood, y la verdad es que mola, tenían réplicas del traje de Darth Vader, Chewaka, el traje de Terminator 2, el equipo completo de Rambo (con cuchillo incluido), armas de mogollón de pelis, vestidos, y un largo etc. Parece que en Times Square además de colocar una tienda, instalas un museo. La comida estuvo bien, me tomé un plato hawaiano, un pescado llamado mahi, mahi, creo... Además en el baño tenían al típico nota que te proporciona jabón y toallas, con el que me puse a hablar, resulta que el tío había estado en las Canarias, en Tenerife, hace muchísimos años, cuando existía el "Galerías Preciados", fíjate, que pequeño es el mundo.
Salimos de aquí en dirección a Midtown Comic, pero no la del otro día, sino una que hay cerca de Times Square, (desde aquí agradezco a mi pelotita que aguante mis frikadas), de nuevo me siento apabullado por la cantidad ingente de material, imposible de abarcar, pero me obligo a comprar algo, por lo que cae una camiseta, una gorra de superman, y unos comics de "The Army of Darkness". Antes de salir, pregunto con una espantosa construcción en ¿inglés? donde existe por aqui una tienda de juegos de rol, el tipo me indica una en la calle 26, entre la 6ª y la 7ª, pero me dice algo más que no entiendo, yo asiento con cara de buenos amigos, y salgo de allí muy contento.
Pensando en que aún quedaban por comprar regalos para la familia, decidimos ir a una tienda que vimos junto al Empire State que tenían muchas cosas, incluida la oferta de 8 camisetas por 10$. Pero antes de llegar nos vimos abducidos por el Macy's, donde nos sacamos la International Savings Card (muy recomendable si vas a hacer compras en este sitio) con la que te hacen un 11% de descuento. Tras estar varios años en su interior, por fin logramos salir, aunque en el mundo real parece que tan sólo habían pasado unos minutos. La pelotita se compró una minifalda superchula y superbarata de la muerte.
Finalmente llegamos a la tienda de regalos, en ella compramos además de las camisetas, imanes, tazas, llaveros, y todo tipo de marketing relativo a la ciudad.
Al salir y enfilar hacia el hotel pasé por delante de otra tienda de comics, aquella que recordaba yo de mi anterior viaje, como ya era tarde la apunté para ir mañana.
Ya en el hotel nos reunimos todos, y fuimos a cenar a una Deli que había cerca del hotel y que tenía sitio para sentarse. Yo me tomé una especie de bola de patata, y un poco de fruta.
Y tras la frugal cena, con cierto aire de tristeza al saber que ésta era nuestra última noche en la ciudad, nos fuimos a la cama.