lunes, 5 de febrero de 2007

A Ibiza

¿Os acordais que hace poco le desaba suerte a mi hermano pequeño con su trabajo de fin de carrera?, pues toma suerte! le ha salido un curro en Ibiza, ni más ni menos.
¿Pero esto que es?
Mi hermana en Marbella, mi hermano en Ibiza, creo que si seguimos la evolución lógica, yo debería irme a ¿no se? ¿Mónaco? ¿Miami?
En fin, yo deseando pirarme de esta mierda de ciudad, y más anclado que la Cibeles. Y otros sin comerlo ni beberlo, ¡zas! exito conseguido.

Pero no nos desviemos de la cuestión, por un lado, siente uno esa cosa extraña en las tripas, al saber que mi hermanito pequeño, ese pingajo de un metro noventa y pico, se nos hace mayor, y claro uno piensa en cómo pasa el tiempo y lo viejo que nos hacemos (bueno, yo no, que estoy hecho un chaval). Y por otro lado, me alegro por él, porque va a ser toda una experiencia, vital y laboral, que le ayudará a formarse como persona.

Resumiendo, que ya me estoy extendiendo de más: que le vaya bien, que gane mucha pasta, que se ligue a algunas norteñas de esas que están muy buenas, y que se compre una casa grande para que la familia McKlow pueda ir a pasar allí algunos días by the face.

Suerte!!