lunes, 19 de febrero de 2007

Mudanzas en la oficina

Pues si, hemos movido muebles, reubicado mesas, cambiado orientaciones, y afortunadamente y sin que sirva de precedente, he mejorado. Me encuentro en un sitio con ventana a mi izquierda, y pared a mi espalda.

Ya no me dare esos sustos cuando la jefa se aproximaba sigilosamente por la espalda y me preguntaba algo, y podré por fin ver esa web donde aquella gallina, le hacía aquello al señor gordo...

Espero que con esto mi nivel de estress disminuya un poco, ahora veo la luz de sol, y la gente pasar por la calle.

Genial...

P.D. No por ello dejo de buscar otro curro, donde no tenga que soportar a histéricas, desequilibradas, y esquizoides...