viernes, 13 de abril de 2007

Homenaje. Profesor Toru Tanaka

Anoche me encontraba como tantas veces zapeando entre el universo de canales para asegurarme de que no ponían nada interesante, cuando me encontré con Desaparecido en Combate 2, precuela de la mítica Desaparecido en Combate, con el amigo Chuck recibiendo una paliza de manos de unos chinos disfrazados de vietnamitas. Una de esas pelis que mi media mandarina no se perdería ni aunque fueran las 4 de la madrugada. Bueno pues mientras contemplaba espantadescojonado el devenir de los hechos, apareció otro de esos secundarios míticos que han marcado nuestra adolescencia granuda, el Profesor Toru Tanaka, que al igual que en mi anterior homenaje, por su pintoresco nombre no tendreis ni idea de quien es. Quizás si os digo su nombre real si le conozcais, Charles Kalani, ¿tampoco?, jo tios, es que hay que daros todas las cosas mascaditas, bueno cuando veais su foto le reconocereis como "el enorme chino del michelin en la nuca".

Charles Kalani

Bueno, pues que sepais que el amigo Kalani para empezar es Hawaiano, ni chino, ni japones. Y que era experto en Judo y tres veces campeón de la WWWF en la clasificación por equipos con su compañero Mr. Fuji.

Nuestro homenajeado de hoy, sale en muchas peliculas de acción, y al contrario que nuestro querido Al Leong, su enormidad le permitió ser malo final de fase en algunas de ellas, siendo casi siempre un enemigo a considerar, y que costaba sudor y esfuerzo quitar de enmedio. Pero como siempre tenía todas las de perder al enfrentarse a enemigos de la talla del antes mencionado Chuck Norris, Darkman, El Equipo A, o Arnold Schwarzenegger y claro, así da igual lo que midas o peses, da igual que seas experto en Judo o Wrestler profesional, si te metes con ellos, estás muerto (o muy dolorido en el caso de enfrentarse con el Equipo A).

Asombrado y perplejo os quedareis al saber que desgraciadamente dejó de estar entre los vivos en el año 2000, esta vez de manera definitiva.

Pues aquí queda mi rendido homenaje a su enorme figura y ese hipnótico michelín en su nuca...

Saludos