jueves, 13 de agosto de 2009

Chuck

No, no es Norris es Chuck Bartowski, y es un tipo normal con un trabajo mediocre en una tienda de informática, reparando ordenadores y móviles, al que por azares del destino, se ve involucrado con la CIA y la NSA, convirtiéndose en una especie de espía a tiempo parcial.
Por ahora he visto la primera temporada, acortada por aquella legendaria huelga de guionistas, y sin ser nada del otro jueves, es entretenida, cumpliendo sobradamente su función, y rellenando el hueco necesario entre el cuento de miniyo y la hora de acostarse.
Tiene, humor, diálogos divertidos, frikadas varias, amor, algo de trama que empieza a desenredarse, amistad, compañeros de curro raros, tiros, explosiones, peleas, y tías buenas, algo que así, suena perfecto, pero que aun le falta un poquito para estar cocinado del todo. Por lo menos se ha ganado el derecho a darle una oportunidad a la segunda temporada, veremos si esa trama, algo flojilla, pero que comienza a despegar, termina por volar eficientemente.
ah! y el tema de los títulos mola bastante.