domingo, 5 de noviembre de 2006

Media pelicula ,Noche completa

Bueno, esto debería ser una crítica/opinión sobre la pelicula Children of Men, pero por motivos ajenos a la dirección, será le relato de una noche de sábado. Saque unas horas para abandonar la tranquilidad de mi hogar y acudir a la vorágine del centro de la capital para ir al cine con el amigo Jotul. Llovía un poco pero armados con sendos paraguas ignoramos este pequeño contratiempo y sacamos la entrada. Como teníamos media hora dicidimos irnos a tomar algo para no desmayarnos durante la proyección. Fuimos a los aledaños del cine para encontrar algun lugar donde nos echaran de comer. Escogimos un bar con sitio libre y aparente buen aspecto, pero los muy cretinos no servían cocacolas, ni cañas de tamaño moderado, como no teníamos ganas de pensar que coño escoger de su elitista carta, nos piramos y fuimos a otro sitio, uno al que hacía varios años que no iba, uno de esos que cada vez son menos, por tres eurazos bocadillo y una bebida, y además el bocadillo no estaba nada mal. **Publicidad gratuita** El Bar Cádiz **Fin de publicidad gratuita**

Con el bocadillo aún en la epíglotis salimos zumbando al cine porque ibamos con el tiempo pegado al culo. Llegamos tarde, pero como esto es España, la peli no había empezado todavía.
La peli empezó, y tenía buena pinta, pero cuando llevabamos media hora de película resulta que un problema técnico impidió que la proyección pudiera continuar.
En fin, nos devolvieron la pasta, y todo arreglado, ni protestas ni pedradas, ni pataleo ni nada, como borregos volvimos a hacer la cola, sólo que esta vez para recibir dinero, en lugar de para soltarlo.
Tras el coitus interruptus, pues aprovechamos que había dejado de llover para dar una vuelta y andar por la noche aprovechando la fresca. Ya saben, lo típico, arreglamos el mundo, criticamos a la juventud, recordamos viejos tiempos y disfrutamos de la tranquilidad nocturna de la capital del imperio.
Cuando estimamos que era la hora de volver a casa (no muy tarde que ya somos viejunos) nos despedimos y cada uno a su casa.
En definitiva, aunque me jodió no poder ver la peli, después de lo que me cuesta escacearme de mis labores paternas, no me puedo quejar, pues la noche estuvo bien.

La peli me han dicho que está bien y tal...

Saludos.