miércoles, 23 de enero de 2008

Dexter again

Terminé la semana pasada pero hasta ahora no he tenido tiempo de postear nada.
Para los que no lo saben existe una serie estupendísima llamada Dexter, que hace las delicias de pequeños sociopatas como yo. Ya recomendé la primera temporada cuando la pusieron, ahora la emiten en nuestro país, con un doblaje que no le hace justicia.
A finales del año pasado comenzó la emisión de la segunda temporada en USA, comencé entonces a recopilar los episodios, pero sin visualizarlos, no quería sufrir parones por la huelga de guionistas, o por las navidades, o por lo que fuese, quería tenerlo todo, para así poder visualizarlo con la tranquilidad de estar respaldado por los subsiguientes capítulos.

Pues bien, me mantuve firme en mi decisión, y finalmente terminó, pocas semanas después comencé a verla y amigos, que gusto, que placer, en cuestión de una semana me vi todos los capítulos. Dejándome un agridulce sabor en la boca del estómago. La serie sigue siendo estupenda, aunque pierde algo de fuelle al no ser novedad. Los personajes evolucionan en diversos aspectos, incluso el protagonista ha evolucionado desde el primer capítulo de la primera temporada hasta el ultimo de la segunda, su comportamiento ahora es totalmente distinto al de entonces. El sabor agridulce lo dejó la perdida de un gran personaje (no os voy a decir nada), y la aparición de otro nuevo personaje que desde el principio me cayó mal. Esto es digno de mención, porque te cae mal, no puedes evitarlo pero no quieres que aparezca pero ahí está, desde el punto de vista argumental es genial, han conseguido un personaje que no quieres que aparezca. Es difícil de explicar. Bueno, la trama de esta segunda temporada está algo peor llevada, pues muchos de los problemas que le surgen al "bueno" de Dexter se resuelven mediante el el azar. En esta temporada una de las cosas que llama la atención cuando recapacitas un poco es que los "malos" de la serie son los "buenos" en realidad, es decir la policía que busca al asesino en serie. Es decir una vez más simpatizas con el "bueno" que en realidad es el "malo", en fin un gran acierto.
Por lo demás la serie queda más o menos cerrada, sin ningún tipo de cliffhanger que nos haga esperar una futura temporada, pero sin cerrar las puertas a la posibilidad de otra nueva tanda de capítulos.



La intro de la serie por si sola, es mejor que la mayoría de las series que hayais visto.

No me queda más que recomendarla al igual que recomendé la anterior temporada. I-N-D-I-S-P-E-N-S-A-B-L-E