lunes, 23 de febrero de 2009

Imaginación

Ayer tuve una visión, llegué a la última parada de la linea de metro, y como siempre hay que bajarse. Y como siempre, un contingente de guardias de seguridad inspeccionan los vagones para asegurarse de que nadie se queda dentro. Entonces el metro siguió, adentrándose en el túnel.
¿Que habrá en ese túnel? ¿por qué tanto interés en que nadie lo vea?
Me imaginé un oscuro túnel, donde las únicas luces son las provenientes de los vagones al pasar, y que iluminan a los Morloks de ojos brillantes que limpian los vagones mientras permanecen encadenados a la pared.
Me imaginé las mismas luces iluminando unas celdas de contención con presos mutantes, y peligrosos, alejados de la sociedad y encerrados en las profundas catacumbas del metro.
Me imaginé enormes precipicios con lava incandescente al fondo que reflejaba su luz en las rocas negras y los demonios oscuros.
Me imaginé unas instalaciones limpias, con blancos pasillos, y gente con batas blancas y un portafolio, investigando algún tipo de tecnología alienígena o algún suero para revivir a los muertos.
Me imaginé una intrincada red de túneles, y vehículos de aspecto retro, con el símbolo de espectra en la parte frontal, manejados por tipos vestidos de rojo con un casco y un rifle.
Me imaginé un precipicio donde los vagones caían hacia el infinito.
Me imaginé que las vías atraviesan un portal a otra dimensión muy parecida a la nuestra pero donde cuando un metro termina, en realidad empieza y donde lo bueno es malo y viceversa.
¿Y vosotros? ¿que os imagináis?