jueves, 10 de noviembre de 2005

Concierto

Pues si, despues de una tarde nefasta, decidí acudir a un concierto de ZIA, y la verdad es que me arregló el día.
No solo porque la banda sonase bien, compacta, unida, con temas sólidos y pegadizos (aunque esto último no se si es por oirlos una y otra vez en la página de ZIA)
Sino (¿se escribe junto o separado?) porque veo formarse poco a poco el sueño de una persona, un sueño que lleva persiguiendo más de dos años (¿cuando estuvimos en Asturias?), un sueño que poco a poco va tomando forma y solidez.

Bueno, a ver cuando se cumplen los mios, no veo tan complicado poder volar, levantar coches con una sola mano, o tener una vision calorífica...

Resumiendo, me alegro mucho.